martes, septiembre 13, 2005

EL PODER DE LA MENTE

EL PODER DE LA MENTE
Cualquier persona que quiera inciarse en "temas ocultos" o simplemente concurra a la asistencia de un ocultista o sanador, vidente, etc.debe conocer minuciosamente el papel que juega nuestra mente en todos estos fenómenos"mágicos".
Todos hemos oído hablar de la curación sin medicina, de las verrugas, algunas enfermedades de piel, dolores de cabeza, e incluso tumores, etc.
También habremos oído hablar de personas que , estando graves, se han recuperado"milagrosamente",
Mientras que otras, no tan graves, han fallecido.
Hay miles de libros sobre filosofías orientales, occidentales, metafísica, cristianismo científico, magia antigua, yoguismo, magia hindú, etc., y todos están relacionados con lo que Claude Bristol, denomina ( Esencia mental).
Hay un hilo invisible que une todas las enseñanzas, que es la Fe, la convicción en una idea.
Existe una relación entre la mente y las influencias eléctricas, o vibratorias.
Un viejo proverbio dice:cree que lo tienes, y lo tienes.
Jesucristo dijo:Pídeme y te será concedido.
La creencia y la convicción de que algo es o será, es la energía motora, que hace que podamos alcanzar nuestras metas.
Es ésta la que produce la materialización de los deseos.
Tenemos todas las posibilidades de curarnos, si estamos enfermos, y tenemos la convicción total de que nos sanaremos.
Cuando las cosas nos funcionan mal, antes de culpar en un 100% a causa externas a nosotros, debemos detenernos y estudiar nuestra actitud mental con respecto al problema.
Debemos imaginar nuestro pensamiento como algo semejante a la electricidad.
Buda dijo:"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado".
Lo que mostramos exteriormente, es lo que somos interiormente.
Somos el producto de nuestros pensamientos.
Este es una fuerza magnética, que se puede ejercer aún a distancia.
Ahora vamos a hablar de la forma en que debemos aprender a usar esa fuerza que todos tenemos,para lograrnos cosas positivas.
El primer paso, es no olvidar que nuestros pensamientos, están influidos por otros pensamientos.
Todo lo que oímos, nos bombardea la mente en forma constante.
Algunos, son positivos, pero otros nos trastornan y debilitan la confianza en nosotros mismos.
Estos pensamientos ajenos, los que nos perturban, nos desvían de nuestros objetivos.
¿Cómo nos influyen? Un ejemplo. Desde pequeños oímos "Si no te abrigas, vas a coger un resfrío".
La mente "codifica" el mandato, y a la menor corriente de aire, nos cumple la orden, nos resfriamos.
Si la programamos, comprobaremos que no nos sucede.
De cualquier forma,si se tiene arraigada la convicción de: causa=frío efecto: resfrío, no es conveniente que desafía la corrientes de aire. Porque los hábitos y creencias adquiridos durante toda una vida, no se pueden cambiar de la noche a la mañana.
En los Departamentos de Psicología de las grandes Universidades,se han comenzado a hacer experimentos para determinar si la mente posee poder para influir sobre los objetos materiales, y los mismos,ya han demostrado la existencia de tal poder.
Volviendo a las influencias del pensamiento externo ajeno, insistimos: no debemos decir a nadie, absolutamente a nadie, cuáles son nuestros más grandes deseos.
Si lo hacemos, las cosas se cortarán
Las vibraciones inconscientes o conscientes, de la envidia, el pensamiento, las críticas, etc. pueden interponerse a nuestros deseos.
Lo mismo sucede cuando decidimos tomar el camino que nuestro corazón anhela en lo más íntimo.Las opiniones contrarias, los comentarios adversos, nos quitan la seguridad interior, y nos desvían de la meta.

Si decidimos luchar por una causa que deseamos, ese anhelo debe quedar dentro de nosotros.
Las vibraciones producidas por otros nos afectan mucho más de lo que creemos, por cuanto se nos contagian características de la gente que nos rodea.
Debemos recordar que una persona negativa puede causar la ruina de un hogar.
De la misma manera que una mente negativa, causa desastres, una positiva, beneficia y ayuda, pero,¡Cuidado! Porque cuando se enfrentan las dos, en su mayoría triunfa la personalidad negativa.
La teoría vibratoria de la fuerza mental entiende, porqué las vibraciones negativas son como una llave inglesa arrojada entre los engranajes de una máquina.
Ya hemos hablado del primer paso para llegar a nuestras metas y deseos.
Cuando ya decidimos qué es lo que deseamos, comenzamos nuestro trabajo.
La mente subconsciente, actúa como resultado de las imágenes que enviamos.
Si en nuestro aparato proyector hay algún defecto,la imagen proyectada es borrosa y confusa, el subconsciente materializa lo mismo.situaciones confusas.
Las dudas, nuestros temores, nuestros pensamientos contradictorios, borran y confunden la imagen que proyectamos.
El subconsciente es extremadamente receptivo y se convence de las ideas que le enviamos.Una vez que éste las "enganchó",comienza a trabajar con todas sus facultades y energías para materializarlas.
Debemos armar programaciones con frases cortas.
Estas afirmaciones, repetidas reiteradamente, transformarán en optimismo nuestro pensamiento.
Tenemos que enfocar una meta fija y una imagen clara de el deseo o ideal, y repetirla constantemente,así la idea se entierra profundamente en la mente subconsciente,que con su poder, realiza lo que se le ordena.
Hay que pensar sin cesar en el objetivo, y, paso a paso, se va logrando su realización.
Comparándolo con un clavo, al determinar una idea, damos el primer golpe de martillo que lo fija. Los golpes restantes, lo harán penetrar profundamente.
Los golpes deben ser siempre positivos y seguros, ya que en nuestra mente, no cabe al mismo tiempo dos posibilidades. Dos objetos no entran simultáneamente en el mismo lugar.
Si dejamos que las ideas negativas entren en nosotros, en nuestra conciencia, desplazamos a los positivos y creadores.
Los pensamientos y objetivos deben estar apoyados por la fe en los enormes poderes que hay en el interior de nosotros, los que llevarán a la concreción de la meta fijada."Cuando comenzamos a tejer, los dioses nos proporcionan el hilo".
Cuando uno comienza a formar algo con la ayuda de ese "Mágico" poder,las circunstancias se colocan automáticamente en su lugar, como si una mano invisible, las fuera acomodando.
La seguridad de que "algo será así", pone en marcha la Ley de atracción y permite el encadenamiento entre el pensamiento y el objetivo.
Esta seguridad altera la frecuencia del pensamiento y el objetivo.
Esta seguridad altera la frecuencia del pensamiento, y, como una antena -imán gigante, lanza a la batalla, las fuerzas subconscientes, cambia nuestra aura, y afecta todo lo que nos rodea, incluso, atrae lo que no depende de nosotros.
Para ayudarnos a convencer a nuestra mente subconsciente que cumpla una meta,podemos tomar una cartulina blanca, y, con un marcador de fibra gruesa, escribir una y mil veces la frase que defina nuestro pedido.
Debe ser una afirmación, no un ruego."Afirmarás una cosa y sucederá".
Como a veces debemos entablar una lucha contra nuestros miedos y dudas, debemos escribir la afirmación"No temo…."
Cuando los miedos nos invaden,pueden llegar a derribar el éxito más grande que hayamos conseguido, se filtran en nuestro subconsciente, y hacen su labor destructora.
Las desgracias suceden porque nuestra actitud mental consciente, las provoca.
Las decepciones, inhibiciones, melancolías, depresiones, miedo, dudas, etc. son excitaciones emocionales que influyen sobre los acontecimientos.
Si les hacemos frente a todas esas influencias y programamos nuestra resistencia, ésas no llegan a la conciencia, o las desterramos si están en ella, y las calamidades desaparecen.
Es costoso, difícil, pero nos debemos negar a dejar pasar los pensamientos negativos.
Toda vez que somos conscientes de esa interferencia, debemos pensar y "ver" la palabra:"Cancelado".
Recordar que el temor a equivocarse, atrae el error.
No olvidar que el pensamiento seguro, positivo, ilumina nuestra aura, y nos convierte en esa especie de antena imantada con luz, que atrae todo lo positivo.
De otra forma, oscurecemos el aura, y esa antena imantada atrae todas las desgracias que imaginamos, y las impensadas.

2 comentarios:

  1. Anónimo7:40 a. m.

    Me gusta mucho tu web y tus articulos. Tienes mucha razon con lo que dices sobre el efecto de nuestros miedos sobre nuestro cuerpo. El otro dia se me corto la digestion de repente, y luego me di cuenta que unas horas antes me habia asustado pensando en unos temas que me dan mucha inseguridad. Me imagine en la peor situacion posible y al cabo de una hora o asi, me puse malisima. Prefiero no dar mas detalles aqui, solo felicitarte. Escribes muy bien. Muchisimas gracias. Si alguna vez publicas un libro, me lo comprare sin falta!

    ResponderEliminar
  2. Hola Anonimo, te agradezco mucho! Algún día ¿porque no? publicaré un libro!

    ResponderEliminar