sábado, septiembre 24, 2005

Fotos del apartamento


Datos apartamento y contacto

Cozinha, Sala, Quarto, Banheiro e Churrasqueira.
Vista ao Cristo Luz
Capacidade: 3 a 4 pessoas.
FOTOS
CONTACTO: ( CONTATO)
laurads5@hotmail.com
laurads_5@yahoo.com.ar
eduardodico@hotmail.com

Vista desde el apartamento ( al Cristo Luz)

Alquiler en Balneario Camboriu

OPORTUNIDAD
Alquiler : directo de dueño, en Balneario Camboriú.
Vista al Cristo Luz. Ubicación : Centro.
250 metros de la playa
Habitación, comedor, baño completo, completamente amueblado.
T.V., ventiladores, heladera, etc.
Cochera rotativa, churrasqueira.

Capacidad: 3- 4 personas

FOTOS
Vista desde la habitación

Balneario Camboriu (Brasil) Fotos


Para los argentinos, chilenos, uruguayos, paraguayos, no es demasiada novedad el saber sobre las bellezas de Balneario Camboriú.
Pero tú que eres de tierras más lejanas, y no has escuchado de las maravillas que se encuentran en territorio de Brasil, te muestro algunas de sus vistas. Y te cuento cómo es esta ciudad del sur de ese país.
Cuando llegas tanto desde el Sur como el Norte, aparece la ciudad sobre la bahía, en todo su esplendor. Aguas quietas, cálidas, se recuestan en la playa de ese hermoso paraje.
Y luego conoces a sus habitantes, entonces, te enamoras de ese sitio.
Ellos son cálidos, amables, alegres, buenos vecinos, ( tuve oportunidad de vivir casi 4 años allí) siempre prontos a ofrecerte ayuda, si lo necesitas.
Su amabilidad no es para el turismo, son así ellos, ya que cuando vives allí, compruebas que la solidaridad, la alegría contagiosa, no es casual o provocada por un interés turístico. Así son las personas de este país.
Hay brasileños que van a trabajar allí desde diferentes lugares de Brasil.
El clima es cálido todo el año. Casi no hay invierno.
La construcción no se detiene, continuamente se ve la pujanza del lugar, pero eso no impide que la vida en ella sea tranquila, y también encuentras muchas diversiones, si quieres. Tanto en contacto con la naturaleza, como la diversión por la noche.
Cerca se encuentran las ciudades como Blumenau, Brusque, Sombrío, Itajaí ( con su puerto importante) y cientos de otras, donde se distinguen por sus tradiciones, generalmente alemanas, italianas, de las islas Azores, etc. con sus fiestas típicas, vestidos típicos.
Balneario Camboriú recibe un flujo de un millón de turistas durante el verano.
Se encuentra en el estado de Santa Catarina, cuya capital es Florianópolis, una isla muy bella también.
Ya te iré contando más cosas de Balneario Camboriú...

sábado, septiembre 17, 2005

Cuentos Irlandeses de Hadas

Cuentos
de hadas irlandeses



«Jamás debe dejarse enmohecer una espada, una pala o un pensamiento»

Cuento
fantástico Inédito de James
Stephens.-



Traducido por Amparo P.Gutiérrez
.-

Por
Robin Ouzman y Amparo P Gutiérrez

A
continuación, damos a conocer la primera versión inédita al castellano del cuento
"El nacimiento de Bran", incluido en "Irish Fairy Tales" (publicado
en 1920).


CAPITULO I



Hay personas a quienes no les gustan nada los perros… Suelen ser mujeres, vaya
Vd. a saber porqué, pero en este cuento es un hombre. Tanto los odiaba que se
le oscurecía el semblante en cuanto veía uno, y le arrojaba piedras hasta que
el animal huía espantado. Afortunadamente, y gracias al Poder que protege a toda
criatura, este hombre padecía una bizquera que le hacía errar siempre el blanco.



Se llamaba Fergus Fionnliath y vivía cerca del puerto de Galway. Al escuchar
un ladrido, pegaba un salto y le lanzaba lo que tuviera a su alcance.



Recompensaba a los criados que, como él mismo, odiaban a los canes, y cortejaba
a las hijas de aquéllos que ahogaban a los cachorros al nacer.



Había otro hombre, Fionn, hijo de Uail, que era su opuesto, porque sentía gran
afecto por los perros y lo sabía todo acerca de ellos, desde que les salía el
primer dientecito hasta que se les aflojaba el último colmillo, largo y amarillento.
Conocía sus gustos y sus antipatías; cuánta obediencia se podía esperar de un
can domesticado sin que llegase a perder su dignidad o a volverse servil y receloso;
sabía de sus esperanzas, de los temores que rebullen en su sangre, y todo lo que
cabe exigir o esperar de una pata, una oreja, un ojo o un incisivo… Porque los
amaba, y el amor es la fuente de todo entendimiento.



Fionn tenía trescientos perros y dos favoritos, Bran y Sceolan,
que lo acompañaban noche y día y a los que cuidaba con especial ternura. Pero
nadie, aunque hubiese dedicado veinte años a investigarlo, sabría porqué los amaba
tanto ni porqué jamás quería separarse de esos dos en particular.



La madre de este Fionn, una bella mujer llamada Muirne, fue una vez a la ciudad
Allen de Leinster a visitarlo, acompañada por su hermana menor, Tuiren. Las gentes
de Fianna dieron a ambas la bienvenida, por ser parientes de Fionn, y también
por hermosas y nobles.



No hay palabras para describir lo seductora que era Muirne, pero a Tuiren no
había varón que la mirase sin enfadarse consigo mismo o sentirse desdeñado, porque
su tez era fresca como una mañana de primavera; su voz, más alegre que el canto
del cucú desde la rama más alta del seto, y su silueta, grácil como el junco y
fluida como el agua del río, así que cada hombre imaginaba que corría hacia él.



Los
casados se entristecían al advertir que nunca sería su mujer y los solteros se
desafiaban con miradas truculentas e inyectadas en sangre, para contemplar acto
seguido a la bella con tal expresión de mansedumbre y ternura que pudiera creerse
admirada por la tibia aurora.



Tuiren entregó su corazón a un caballero del Ulster, llamado Iollan Eachtach,
que la pidió en matrimonio haciendo una declaración de sus derechos, títulos y
cualidades.



Aunque Fionn no sentía especial enemistad por los hombres del
Ulster, antes de dar su consentimiento al matrimonio de su tía impuso una extraña
condición (que sugería que los conocía poco o demasiado bien): Iollan le devolvería
a Tuiren ante la primera señal de que ésta no era feliz. Iollan aceptó ante tres
testigos: Caelte mac Ronan, Goll Mac Morna y Lugaidh. Fue éste último quien entregó
ritualmente a Tuiren, aunque sin ningún entusiasmo porque también él la amaba.
Y cuando ella marchó, Lugaidh escribió un poema que decía:


“Ya no hay luz en los cielos…”


y que aprendieron de memoria cientos
de personas tristes.




CAPITULO II



Tras la boda, Iollan y Tuiren fueron al Ulster, donde vivieron juntos muy felices.
Pero el cambio es ley de vida, nada puede permanecer en su estado por mucho tiempo
y la felicidad debe volverse desdicha, aunque no para siempre. Además, pocas veces
dejamos el pasado tan atrás como quisiéramos: suele ir por delante, cerrándonos
el camino y poniéndole la zancadilla al futuro, precisamente cuando creemos
tener vía libre para ser dichosos.



Aunque Iollan no se avergonzaba de su pasado, lo daba por concluido sin sospechar
que no había hecho más que empezar, ya que ese perpetuo comenzar del pasado es
lo que llamamos porvenir.



Antes de unirse a las gentes de Fianna, Iollan había estado enamorado
muchos años de un hada del Shi, llamada Pecho Hermoso

[2]
. ¡Cuántas veces la había visitado en el País de las Hadas! ¡Con
cuánta expectación e impaciencia había acudido! Todo el mundo en Shí conocía su
particular silbido de amante, y su nombre estaba en boca de más de una de las
delicadas damiselas del País de las Hadas!



—Pecho Hermoso, ése que silba es tu novio- le decía su hermana.


Y ella respondía:


—Sí, es mi amante mortal, mi latido
y mi único tesoro.


Y dejando la rueca, o el bordado
que estuviese tramando o la tarta que estuviera horneando, Pecho Hermoso volaba
rumbo a Iollan. De la mano iban juntos entonces al campo que huele a azahares
y miel, sobrevolaban las copas de árboles frondosos y las nubes danzantes y llenas
de luz o soñaban, unidos en un abrazo que también era el de sus miradas, al contemplarse
ensimismados… Iollan miraba los pozos grises y dulces que asomaban temblorosos
bajo las cejas finas de su amada, y Pecho Hermoso avistaba grandes pozos negros
en constante oleaje de ensueño y pasión.



Luego él volvía al mundo de los seres humanos y ella a sus faenas en la Tierra
de la Eterna Juventud.



—¿Qué te dijo? -- le preguntaba la hermana.


—Que soy su Fruta de la Montaña,
la Estrella de la Sabiduría, y su Flor del Frambueso.


—Siempre dicen lo mismo…


—Pero también ven y sienten otras
cosas- murmuraba Pecho Hermoso, reanudando la conversación.



Por eso, al hada le asombró mucho que Iollan no volviera por allí. Para colmo,
la hermana no dejaba de hacer suposiciones, a cuál más inquietante.



—Si
hubiese muerto, estaría aquí. Por tanto, sigue vivo. Pero te ha olvidado, hermanita.



Se supo entonces
que Iollan y Tuiren se habían casado. Al enterarse, a Pecho Hermoso el corazón
le saltó un latido y cerró los ojos.



—¡Ya te lo decía yo! ¡Qué poco dura el amor de un mortal!- exclamó su hermana
con tono de triste triunfo.



Pecho Hermoso sufrió un ataque de celos y desesperación tal como nadie en el
Shí había conocido jamás, y desde ese momento se volvió capaz de cometer toda
clase de maldades, ya que los celos son tan difíciles de dominar como el hambre.
Y decidió que la mujer que la había suplantado en el amor de Iollan lamentaría
haber nacido. Cultivó la venganza en su corazón, mientras meditaba en soledad
y en amargo recogimiento, hasta que forjó un plan.



Como conocía las artes de la magia y la metamorfosis, cambió de
forma adoptando la de Mensajera de Fionn, la mujer más conocida de toda Irlanda,
y así partió del País de las Hadas hasta llegar al mundo de los humanos. Se encaminó
a la casa del joven. Y éste se asombró ante la llegada de la mensajera.


lamaron entonces a la hermosa Tuiren,
y ambas, la mensajera y la reina, pasearon alejándose de la casa. Pero no habían
andado largo trecho cuando Pecho Hermoso sacó la rama de avellano que llevaba
oculta bajo la capa y, tocándola con ella en el hombro, lanzó el hechizo. Al instante,
la silueta de Tuiren tembló en el aire, volviéndose un torbellino que giraba hacia
adentro, y que iba adquiriendo la forma de una podenca.



Qué penoso espectáculo aquel hermoso y esbelto animal temblando de pavor y
cuán tristes sus cariñosos ojos … pero Pecho Hermoso colgó una cadena de su cuello
y se la llevó al oeste, a la casa de Fergus Fionnliath, el hombre que más aborrecía
a los perros. Porque, sedienta de venganza, lo que menos deseaba era llevarla
a un lugar donde fuese feliz.



CAPITULO III



Durante el camino, Pecho Hermoso no dejó de insultar a la reina, transformada
en perra. Arrastrándola sin piedad por la cadena que ceñía su cuello, la hacía
prorrumpir en sonoros ladridos y lamentos.



—¡Suplantadora! ¡Ladrona del novio de otra muchacha!- gritaba -- - ¿Cómo
se sentiría tu amante si pudiese verte ahora? ¿Qué pensaría de tus orejas puntiagudas,
tu hocico fino y largo, esas patas temblorosas y flacuchas y ese rabo gris? ¡Si
te viese ahora, no te querría, malvada!



—¿Has oído hablar de Fergus Fionnliath, el hombre que odia a los perros? --
- añadió.


Tuiren había oído hablar de él.



—Pues allí te llevo- gritó Pecho Hermoso-. ¡A que te dé pedradas, porque a
ti jamás te han golpeado como mereces! ¡Sabrás cómo silban las piedras y el daño
que hacen al desgarrarte las orejas y romperte las patas! ¡Ladrona! ¡Mujer! ¡Canalla!
Nunca en la vida te han azotado, pero pronto oirás el restallar del látigo al
curvarse y morderte la carne… de noche, a escondidas, cavarás la tierra en busca
de viejos huesos que roerás para no morir de hambre… ¡Aullarás gimiendo a la luna,
temblarás de frío y nunca volverás a robar novios ajenos!




Estas y parecidas razones repetía Pecho Hermoso mientras proseguían su viaje.
Y la perra se encogía de terror y prorrumpía en gañidos quejumbrosos y angustiados.



Cuando finalmente llegaron a la casa de Fergus Fionnliath y Pecho Hermoso exigió
que la dejasen entrar, salió un criado a advertirle que el animal debía quedarse
fuera.



—O entras sin el perro o te quedas ahí fuera con él.



—Por mi cabeza—juró Pecho Hermoso- que o entro con el perro o tu amo responderá
ante Fionn de esta afrenta que me hacéis.



Al oír el nombre de Fionn, el criado casi sufrió un desvanecimiento; a toda
prisa fue a avisar a su amo, que apareció enseguida en el umbral.



—A fe mía, si es un perro—exclamó Fergus.


—Perro es- gruñó el adusto criado.


—Márchate—añadió Fergus dirigiéndose
a Pecho Hermoso- y vuelve cuando lo hayas matado: te regalaré alguna cosa.



Pero ella lo saludó:


—Vida y salud para ti, buen amo,
de parte de Fionn, hijo de Uail, hijo de Baiscne.


—Vida y salud también para Fionn.Puedes
entrar a transmitirme el recado, pero aborrezco a los canes, y éste debe quedarse
fuera.


—No es perro sino perra, y entrará
conmigo.


—¿Qué es lo que dices? -- -
se enfadó el amo.



—Digo que Fionn te envía esta podenca para que la cuides y guardes bien hasta
que regrese—explicó la mensajera.



—Me sorprende el recado porque Fionn sabe muy bien que no hay hombre en el
mundo que más odie a los perros que yo.



—Como sea, amo, ya te he dado el recado y aquí está la podenca a tus pies.
¿La aceptas o no?


—Si pudiese negarle algo a Fionn,
sería esto—dijo Fergus—pero como no puedo, la acepto.


Pecho Hermoso puso la cadena en sus
manos.


—¡Adiós, perra malvada!



Y así, muy satisfecha de su venganza, marchó de vuelta a su pueblo del Shí.



CAPITULO IV



Al día siguiente, llamó Fergus al criado:


—¿Todavía no ha dejado de tiritar
esa perra?


—Aún no, señor.


—Tráemela. Cueste lo que cueste,
hay que complacer a Fionn.


Trajeron a la perra y Fergus la examinó
con mirada rencorosa.


—Tiene tiritona, no hay duda.



—Tiene tiritona—confirmó el criado.



—¿Y cómo se cura? -- - exigió el amo, pensando en el disgusto enorme
que se llevaría Fionn si la perra se enfermaba de debilidad en las patas.



—Existe un tratamiento- contestó el otro.


—¡Entonces dímelo! -- - chilló
Fergus enojado.


—Tiene Vd. que coger al animal, besarlo
y abrazarlo. Y así dejará de tiritar y le bajará la fiebre.


—¿Estás diciendo que...? -- -
tronó Fergus, buscando a tientas un palo para molerlo a golpes.


—Bueno, es sólo lo que se dice por
ahí- contestó el criado con humildad.



—Llévala dentro- ordenó Fergus-. Abrázala y bésala, y si tirita una sola vez
más te romperé la cabeza.



Pero al hacer ademán de inclinarse, de un mordisco la perra le arrancó un trozo
de mano y a punto estuvo de desgarrarle también la nariz.



—¡Ay, ay! Creo que no le gusto.


—Ni a mí tampoco—rugió Fergus-. ¡Sal
de mi vista!



Tras marchar el criado, Fergus se quedó solo con la pobre perra, tan aterrada
que se puso a tiritar muchísimo más que antes.



—¡Se quedará paralítica! -- - murmuró Fergus- ¡ Fionn me echará la culpa!-
gritaba desesperado.



Entonces se dirigió a ella con ánimo de cogerla en brazos.



—Si me muerdes la nariz o hincas aunque sólo sea la punta de un diente en la
yema de mi dedo—amenazó, al tiempo que la levantaba, pero la perra no hizo ademán
de morderle, sólo se puso a temblar. Fergus la sostuvo con cautela unos momentos.



—Si hay que abrazarla, la abrazaré… Por Fionn haría más que eso.



La meció en sus brazos, estrechándola contra su pecho, y así se puso a dar
zancadas por la habitación, malhumorado. Siguiendo a rajatabla el tratamiento,
cada cinco pasos le daba un apretón, por deber, mecánicamente. Y la perra, con
el hocico apoyado en el pecho de Fergus, cada vez que se sentía abrazar le lamía
el mentón con lengüetazos tímidos.



—¡Basta! -- rugía Fergus--… ¡no lo hagas más!…



Y, rojo como la grana, miraba con truculencia los ojos castaños y mansos, mientras
la lengua tímida volvía a lamerle el mentón.



—Si hay que besarla—decía Fergus con asco—la besaré. … Por Fionn haría más
que eso.



Cerró los ojos, agachándose, y atrajo la mandíbula de la perra hacia sus labios.
El animal entonces se puso a retozar entre sus brazos, soltando cortos ladridos
y lamiéndole la cara, de modo que a duras penas podía sujetarla y tuvo que dejarla
en el suelo.



—No te queda ni un solo tiritón en el cuerpo.


Y así era.



A partir de ese momento, donde fuese Fergus la perra iba tras él, dando brincos
y restregándose contra sus piernas, sin dejar de mirarlo a los ojos con tal inteligencia
y fervor que lo dejaba estupefacto.



—Le gusto—murmuró con asombro una tarde.


—A fe mía—exclamó al siguiente-.
Me gusta esa perra.



Ya la llamaba “Tesoro Mío, Mi Ramita”. Y en menos de una semana no soportaba
ni un solo instante sin tenerla ante sus ojos.



Angustiado por la idea de que fuese apedreada por algún bribón, Fergus reunió
a sus criados y guardianes para anunciarles que la podenca era ahora la Reina
de las Criaturas, el Latido de su Corazón, y la Niña de sus Ojos, y advertirles
que si alguien se atrevía a mirarla con malos ojos o la hacía temblar una sola
vez, lo pagaría con sufrimiento y humillaciones. Y se puso a exponerles las calamidades
que caerían sobre el canalla, desde la flagelación hasta el desmembramiento, con
tales descripciones de tormentos complicados e ingeniosos que a los hombres se
les heló la sangre en las venas y las mujeres de la casa se desmayaron al oírlo.



CAPITULO V



Pasó el tiempo y Fionn se enteró de que su tía ya no vivía con Iollan. De inmediato
envió un mensajero para hacer cumplir la condición que había impuesto y recuperar
a Tuiren. Profundamente abatido, y sospechando que Pecho Hermoso tenía algo que
ver con la desaparición, suplicó que le fuese concedido algún tiempo para hallar
a la doncella perdida y prometió que, si no lograba dar con ella en ese plazo,
él mismo se entregaría a Fionn para que decidiese su suerte y que acataría su
decisión. El Capitán accedió.



—Dile al que ha perdido a su mujer que me entregue a la muchacha o haré que
le corten la cabeza —ordenó Fionn.



Iollan se puso entonces en camino hacia el País de las Hadas y no tardó mucho
en llegar a la colina donde habitaba Pecho Hermoso.



Aunque le resultó difícil concertar una cita, por fin lo consiguió y se encontraron
bajo las ramas del manzano.



—¡Caramba! ¡Has venido, violador de promesas, traidor al amor!- exclamó el
hada.


—Saludos, pido tu bendición- contestó
humildemente Iollan.


—A fe mía—exclamó ella- no la tendrás,
porque no me diste ninguna cuando nos separamos.


—Estoy en peligro—le confesó el joven.


—¿Y a mí qué me importa? -- contestó
muy enfadada.



—Fionn podría pedir mi cabeza—susurró él.


—No hará sino pedir lo que puede
tomar.


—No—contestó Iollan con orgullo—sólo
tomará lo que yo le dé.


—Cuéntame tu historia—dijo ella con
frialdad.



Iollan se la contó. “Y estoy seguro de que has escondido a la muchacha”—concluyó.



—Iollan, si gracias a mí salvas el cuello, tu cabeza será mía. ¿De acuerdo?
-- le propuso el hada.



—Sí.


—Y si tu cabeza me pertenece, también
seré la dueña de tu cuerpo. ¿De acuerdo?


—De acuerdo.


—Dame tu palabra de que si te salvo
serás mío hasta el fin de la vida y por toda la eternidad.


—Te la doy.



Entonces Pecho Hermoso fue a casa de Fergus Fionnliath y deshizo el hechizo.
Tuiren recuperó su forma y apariencia de mujer, pero nada pudo hacerse por los
dos cachorros que mientras tanto había dado a luz, que permanecieron en su ser
de perros: Bran y Sceólan. Fueron enviados a Fionn, quien los amó toda la vida
porque eran leales y cariñosos como sólo saben serlo los perros y tan inteligentes
como los seres humanos, además de ser sus primos carnales.



Tuiren fue pedida en matrimonio por Lugaidh, que la había amado durante todo
este tiempo. Después de que él hubo demostrado que no tenía otra prometida, se
casaron y vivieron felices, como debe ser. Lugaidh escribió un poema que empezaba:


“Bello es el día y hermosos los
ojos de la aurora…”


que aprendieron de memoria mil personas
alegres.



En cuanto a Fergus Fionnliath, debió guardar cama un año y un día, víctima
de un ataque de cariño frustrado. Se salvó gracias a Fionn, que le regaló un cachorro,
con el que se encariñó tanto que al cabo de una semana se había convertido en
la Estrella de su Fortuna y el Latido de su Corazón. Así se curó el viejo Fergus
y también vivió feliz.



____________________



©Traducción original e inédita de AMPARO PÉREZ GUTIÉRREZ y ROBIN OUZMAN,
2003- Texto original de James Stephens (1920).



http://www.ulises-valiente.com/wakan/resumen/resumen.htm

viernes, septiembre 16, 2005

El niño violinista

En un país remoto, vivía un niño llamado Illych. Este niño
amaba la música, y le pidió a su padre que le compre un violín.

Su
padre, un trabajador del campo, pensó que era un estudio demasiado complicado,
y sin futuro.

Ellos debían hacer cosas más
prácticas, como aprender oficios,

y no estudiar un
instrumento musical que no le daría

ningún
beneficio económico en un futuro.

_"
que es una empresa inútil, pero Illych es un hijo tan bueno, tan sensible,
me ayuda a trabajar, estudia...En fin...Haré un sacrificio y le compraré
el violín que tanto anhela. Además, el sonido de violín es
bello...
"

Fué al pueblo, y compró
el mejor que encontró. Lo había construido un Luthier que vivía
en otra ciudad, ya que su amigo, dueño de la tienda de artículos
musicales, se lo recomendó.

Esa noche, llegó
el padre de Illych , con una gran emoción, escondiendo el regalo. Quería
dejárselo al lado de su cama, así cuando despertara, se llevara
la gran sorpresa.

El niño, no advirtió nada,
aunque descubrió en su padre, un brillo especial en la mirada.

A
la mañana siguiente, cuando Illych se despertó, en un envoltorio
azul, con un gran lazo encontró su ansiado y amado violín.

El
niño corrió a los brazos de sus padres, porque sabía el gran
sacrificio que para ellos representaba. Y se prometió estudiar mucho para
retribuírles ese esfuerzo.

Comenzó a estudiar
ese mismo día. El viejo profesor de un pueblo vecino, sería su maestro.

Primero
los pasos primordiales, aprendió cómo se tomaba el arco, cómo
era la posición correcta de los brazos, y los primeros sonidos.

Su
profesor, era un hombre muy exigente, de ceño adusto, y a Illych , le infundía
cierto temor.

El maestro no veía en el niño
posibilidades de llegar a ser aunque más no sea, un ejecutante regular.

Pasaron
los meses, y el niño, no tocaba bien el violín, a pesar de sus esfuerzos.
Cada clase era reñido por su profesor, ya que no veía frutos de
su enseñanza. Su sonido era desafinado, poco seguro, y eso lo exasperaba
más .

"_ El violín, jovencito, no
es para ti. No tienes condiciones suficientes, si estudias, y rindes tan mal en
tus clases, no sirves para violinista. Si no estudias, tampoco vale la pena que
sigas haciendo el sacrificio de intentarlo
"

Illych
sintió como si el techo de la habitación le hubiese caído
encima. Todos sus sueños, la ilusión de sus padres, el empeño
económico de ellos, para conseguirle su amado violín...todo....
estaba perdido...

Pero una energía desconocida, le
nació, y le dijo al Maestro:

_"Sólo
le pido que me siga dando clases un tiempo más, quiero intentarlo con todas
mi fuerzas. Sólo deme unos meses más..! Por favor...!
"

El
Profesor, haciendo una mueca de indiferencia, aceptó la propuesta.

Illych
salió del Conservatorio, llorando, mientras apretaba su violín contra
el corazón. Pero siguió estudiando ese día, y otro, y otro.

Cada
uno, cuanto más estudiaba, parecía que interpretaba peor. Y ya las
personas del pueblo, se reían a escondidas, cuando lo veían pasar
rumbo a sus clases.

"_ Dejó de ayudar a
su padre en el campo, para no arruinar sus manos de violinista...y su sonido
no es más que el de un grillo...Ja! Ja!
"

Sus
vecinos comentaban que les resultaba insoportable oír sus prácticas
diarias.

Un día, llegaron grandes profesores del extranjero,
que estaban buscando alumnos con talento para la interpretación musical,
y así, darles becas de estudio en un importantísimo Conservatorio
de una gran capital.

Llegó el día del gran
examen, y con mucha emoción, Illych , se presentó.

Tocó
todas las obras que le exigieron, y cuando terminó con ellas,

los
profesores, se miraron entre sí, y con gesto adusto, le dijeron "_Suficiente"

Esperó
muy nervioso el resultado, pero grande fue su desilusión, cuando le comunicaron
que no había pasado la prueba. No alcanzó a demostrar, no sólo
el talento suficiente, sino que era un pésimo ejecutante.Principiante,
pero ejecutante al fin.

Su padre, al llegar a casa, le habló.
Serio, pero en forma cariñosa:

"_ Hijo
mío, ya ves, te hemos comprado el violín, que aunque yo no estaba
de acuerdo, lo hemos hecho igual. Te enviamos al Maestro, para que tomes tus clases.

Pero
tú no eres capaz de llegar a sacar un buen sonido. Y tus dedos se mueven
con dificultad, inseguros.

No es lo tuyo,
y debes convencerte. No te sientas mal, porque cada uno tiene habilidades para
diferentes cosas, y tú no la tienes, es evidente, para ser violinista.
Piénsalo, y no lo tomes como una vergüenza.
"

Illych
, como toda respuesta, tomó su violín, y se fue, corriendo, al borde
de un arroyo cercano.

Allí, se puso a llorar amargamente,
mientras se decía:

" _Pero no es posible!
Siento el sonido en mi alma, amo este instrumento musical, pero lo que intento
hacer, no lo puedo llevar a mis manos.Yo me he visto en sueños interpretando
obras maravillosas, de Paganini, de Tchaikowsky, Vivaldi, Bach, Beethoven ¿
cómo es que no puedo cumplir mi sueño?
"

De
pronto, vió que un gran resplandor aparecía desde el arroyo. Era
una luz inmensa, que despedía pequeños arcoiris. Cuando esa luz,
se acercó, más y más a él, distinguió un ángel.

Quedó
azorado, y nopodía creer lo que estaba viendo.

El
ángel, le colocó una mano en su rostro, lo acarició, y le
dijo

"_ Tú eres un gran violinista, que
está dentro tuyo. Escondido por un gran miedo, y desconfianza en tí
mismo.

Siempre estoy a tu lado, aunque nunca
me veas. Pero me he hecho visible para tí, y así, hacerte saber
que no fue una casualidad que le pidas a tu padre que te compre tu violín,
ni inútil que él te lo comprara.


Nosotros, sabemos que eres un gran artista. Y vales mucho. tienes un Don, que
Dios te ha concedido, y sólo falta que creas más en él, que
en las palabras de personas que no han sabido hacerlo brotar hacia tus manos.

El
error está en su ignorancia, no en tus capacidades
."

En
ese momento, dejó de tener noción del paisaje que lo rodeaba. Sólo
existían él y el ángel, lleno de luz.

Illych
, vio que la imagen iba perdiéndose dentro de la luz, y ésta, de
a poco, de fue diluyendo.

Dentro de sí, se mezclaba
el asombro, la alegría, la emoción, y no sabía si había
sido un sueño, pero que fue hermoso, no lo dudó.

Abrió
la caja de su violín, lo tomó en sus manos, suavemente, y comenzó
a tocar .

Sin preguntarse si lo hacía mal o bien,
simplemente dejaba que lo que sentía, fluyese, naturalmente, sin tensiones.
Y se olvidó de todo, sólo existían la música de su
violín, y él.

Mientras, un automóvil
que pasaba por la carretera cercana, llevaba a los profesores, que se dirigían
al transporte que los dejaría de vuelta, en su país.

Iban
conversando sobre sus experiencias en el pueblo, pero, lejanamente primero, más
nítido después, oyeron un sonido maravilloso, profundo y dulce que
envolvía el bosque.

Asombrados, se detuvieron al costado
de la carretera y se fueron acercando al lugar de donde provenía esa hermosa
música.

Cuando vieron la pequeña figura de
Illych , como poseído de un ensueño, que interpretaba con una gran
seguridad.

No los había visto, ensimismado en su
elevación espiritual.

Uno de ellos, se acercó
al niño, sin querer interrumplirlo Se sentó sobre un tronco de árbol
caído, y se quedó escuchando hasta que Illych dio el sonido final.

Entonces,
se acercó al joven, y le preguntó:

"_
¿Cómo es que cuando has dado el examen, has tocado tan mal,
y ahora has sacado un sonido brillante, pero dulcísimo, con una perfecta
técnica, y un sentimiento muy grande?
"

Illych , con gran serenidad, le respondió:

"_ Simplemente,
supe que debía creer en mí, y no clasificarme con los ojos de los
demás. Sólo toqué como lo hice en mis sueños. Éste
soy yo, no quien usted conoció hace unas horas
"

Detrás
del profesor, en el cielo, Illych vio un resplandeciente guiño de luz.

jueves, septiembre 15, 2005

Haz tu pedido, se hará realidad


Debes escribir cada deseo colocándole un número,
Cuando los escribas, debes intentar mentalizar
la situación ya realizada
No pidas rogando, sino afirmando:
Por ejemplo :

1 ) Aprobaré el examen..
2) Vendrá esa persona
3) etc.
Haz la cantidad de pedidos que tengas.
Envíalos .
Cuando se haya cumplido alguno o varios de tus pedidos, vuelve al sitio y
al lado de cada pedido que se ha cumplido escribe :
GRACIAS PODER SUPREMO
Y agrega tantos pedidos como se te hayan cumplido.

miércoles, septiembre 14, 2005

martes, septiembre 13, 2005

El poder oculto de los placebos

El poder oculto de los placebos, un arma mucho más eficaz de lo que se creía

Una investigación de un equipo de científicos de la Universidad de Michigan demostró que los placebos tienen un poder superior al que se pensaba. En algunos casos, una simple pastilla de azúcar puede lograr que el cerebro detenga los síntomas del dolor.

Por Elena Dusi. conexiones@claringlobal.com.ar

Derechos reservados: Diario Clarin ( Argentina)

El efecto placebo no es una sugestión.
Tomar una pastilla de azúcar creyendo que es un analgésico hace que el cerebro produzca endorfinas, las sustancias naturales que ayudan a nuestro cuerpo a aliviar el sufrimiento físico.
En consecuencia, una sensación psicológica –la ilusión del beneficio del fármaco- puede desencadenar un mecanismo químico que se puede medir perfectamente en el laboratorio, con el consiguiente resultado: el dolor disminuye de verdad.
Jon-Kar Zubieta y sus colegas de la Universidad de Michigan publicaron el experimento en el Journal of Neuroscience.
Catorce voluntarios jóvenes se presentaron en el laboratorio de la universidad y aceptaron someterse a una práctica bastante dolorosa: les inyectaron en los músculos de la mandíbula una solución salina.
En algunos casos, los voluntarios tenían la ilusión de haber recibido un analgésico, lo cual no era verdad. Pero, inmediatamente, en el cerebro de los voluntarios empezaron a desencadenarse reacciones que un aparato registraba paso a paso.
En el momento en que los médicos le comunicaban a los voluntarios que habían suministrado el analgésico, las neuronas empezaban a producir endorfinas.
Estas sustancias tienen la tarea de bloquear los receptores nerviosos del dolor, impidiendo que las sensaciones desagradables se transmitan de una célula a otra. “Nuestro estudio”, comentó Zubieta, “es otro golpe a la idea de que el efecto placebo es un fenómeno sólo psicológico y no físico”.
Que las ilusiones producidas por cambios concretos en el cerebro eran una realidad ya se intuía desde hace tiempo. En la misma Universidad de Michigan, en febrero del año pasado, un equipo de investigadores logró observar las zonas cerebrales que se activaban cuando un voluntario era sometido a un estímulo doloroso. Una telecámara especial guiada por Tor Wager había demostrado que el efecto placebo reducía la actividad cerebral en zonas como el tálamo y la corteza anterior del cíngulo, una prueba de que el mecanismo de bloqueo del sufrimiento estaba en acción, activado por la ilusión de haber recibido un calmante.
Pero ésta es la primera vez que se observaron los circuitos involucrados y que se individualizó el mediador químico. En una palabra, que se generó un puente entre el aspecto psicológico y el aspecto orgánico del fenómeno. “La conexión cuerpo-mente es evidente”, se entusiasma Zubieta.
A todo esto se suma una nueva tesis. No es casual que los protagonistas que entran inmediatamente en acción sean las endorfinas, sustancias que actúan sobre los receptores del dolor al igual que la heroína, la morfina y los anestésicos en general. La publicación de los investigadores de Michigan llega exactamente 50 años después del descubrimiento del efecto placebo.
En 1995, de hecho, en el diario de la Asociación Médica de Estados Unidos, se publicaba un artículo titulado “El placebo potente”. Lo firmaba Henry Beecher, un médico anestesista de Boston sorprendido por el hecho de que píldoras inútiles de azúcar o vasos de agua fresca lograban hacer efecto en el 35 por ciento de los pacientes a los que se les suministraban en lugar de los fármacos verdaderos.
Las respuestas de los individuos al suministro de un placebo no son siempre iguales. Lo observaron también los investigadores de la Universidad de Michigan que, después de haber observado las reacciones, dividieron a sus pacientes en “poco reactivos” y “muy reactivos” (aquellos con una reducción del dolor superior al 20 por ciento).
De qué depende esta disparidad todavía no es claro y será objeto de futuros estudios. Mientras tanto, continúa el debate entre aquellos médicos que no encuentran ético engañar a un paciente suministrándole un remedio falso y aquellos que se aferran al fragmento de “La república” de Platón según el cual “la mentira es inútil con los dioses, pero útil con los hombres como fármaco”.
© La Repubblica.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS : DIARIO CLARIN
Copyright 1996-2005 Clarín.com - All rights reserved

EL PODER DE LA MENTE

EL PODER DE LA MENTE
Cualquier persona que quiera inciarse en "temas ocultos" o simplemente concurra a la asistencia de un ocultista o sanador, vidente, etc.debe conocer minuciosamente el papel que juega nuestra mente en todos estos fenómenos"mágicos".
Todos hemos oído hablar de la curación sin medicina, de las verrugas, algunas enfermedades de piel, dolores de cabeza, e incluso tumores, etc.
También habremos oído hablar de personas que , estando graves, se han recuperado"milagrosamente",
Mientras que otras, no tan graves, han fallecido.
Hay miles de libros sobre filosofías orientales, occidentales, metafísica, cristianismo científico, magia antigua, yoguismo, magia hindú, etc., y todos están relacionados con lo que Claude Bristol, denomina ( Esencia mental).
Hay un hilo invisible que une todas las enseñanzas, que es la Fe, la convicción en una idea.
Existe una relación entre la mente y las influencias eléctricas, o vibratorias.
Un viejo proverbio dice:cree que lo tienes, y lo tienes.
Jesucristo dijo:Pídeme y te será concedido.
La creencia y la convicción de que algo es o será, es la energía motora, que hace que podamos alcanzar nuestras metas.
Es ésta la que produce la materialización de los deseos.
Tenemos todas las posibilidades de curarnos, si estamos enfermos, y tenemos la convicción total de que nos sanaremos.
Cuando las cosas nos funcionan mal, antes de culpar en un 100% a causa externas a nosotros, debemos detenernos y estudiar nuestra actitud mental con respecto al problema.
Debemos imaginar nuestro pensamiento como algo semejante a la electricidad.
Buda dijo:"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado".
Lo que mostramos exteriormente, es lo que somos interiormente.
Somos el producto de nuestros pensamientos.
Este es una fuerza magnética, que se puede ejercer aún a distancia.
Ahora vamos a hablar de la forma en que debemos aprender a usar esa fuerza que todos tenemos,para lograrnos cosas positivas.
El primer paso, es no olvidar que nuestros pensamientos, están influidos por otros pensamientos.
Todo lo que oímos, nos bombardea la mente en forma constante.
Algunos, son positivos, pero otros nos trastornan y debilitan la confianza en nosotros mismos.
Estos pensamientos ajenos, los que nos perturban, nos desvían de nuestros objetivos.
¿Cómo nos influyen? Un ejemplo. Desde pequeños oímos "Si no te abrigas, vas a coger un resfrío".
La mente "codifica" el mandato, y a la menor corriente de aire, nos cumple la orden, nos resfriamos.
Si la programamos, comprobaremos que no nos sucede.
De cualquier forma,si se tiene arraigada la convicción de: causa=frío efecto: resfrío, no es conveniente que desafía la corrientes de aire. Porque los hábitos y creencias adquiridos durante toda una vida, no se pueden cambiar de la noche a la mañana.
En los Departamentos de Psicología de las grandes Universidades,se han comenzado a hacer experimentos para determinar si la mente posee poder para influir sobre los objetos materiales, y los mismos,ya han demostrado la existencia de tal poder.
Volviendo a las influencias del pensamiento externo ajeno, insistimos: no debemos decir a nadie, absolutamente a nadie, cuáles son nuestros más grandes deseos.
Si lo hacemos, las cosas se cortarán
Las vibraciones inconscientes o conscientes, de la envidia, el pensamiento, las críticas, etc. pueden interponerse a nuestros deseos.
Lo mismo sucede cuando decidimos tomar el camino que nuestro corazón anhela en lo más íntimo.Las opiniones contrarias, los comentarios adversos, nos quitan la seguridad interior, y nos desvían de la meta.

Si decidimos luchar por una causa que deseamos, ese anhelo debe quedar dentro de nosotros.
Las vibraciones producidas por otros nos afectan mucho más de lo que creemos, por cuanto se nos contagian características de la gente que nos rodea.
Debemos recordar que una persona negativa puede causar la ruina de un hogar.
De la misma manera que una mente negativa, causa desastres, una positiva, beneficia y ayuda, pero,¡Cuidado! Porque cuando se enfrentan las dos, en su mayoría triunfa la personalidad negativa.
La teoría vibratoria de la fuerza mental entiende, porqué las vibraciones negativas son como una llave inglesa arrojada entre los engranajes de una máquina.
Ya hemos hablado del primer paso para llegar a nuestras metas y deseos.
Cuando ya decidimos qué es lo que deseamos, comenzamos nuestro trabajo.
La mente subconsciente, actúa como resultado de las imágenes que enviamos.
Si en nuestro aparato proyector hay algún defecto,la imagen proyectada es borrosa y confusa, el subconsciente materializa lo mismo.situaciones confusas.
Las dudas, nuestros temores, nuestros pensamientos contradictorios, borran y confunden la imagen que proyectamos.
El subconsciente es extremadamente receptivo y se convence de las ideas que le enviamos.Una vez que éste las "enganchó",comienza a trabajar con todas sus facultades y energías para materializarlas.
Debemos armar programaciones con frases cortas.
Estas afirmaciones, repetidas reiteradamente, transformarán en optimismo nuestro pensamiento.
Tenemos que enfocar una meta fija y una imagen clara de el deseo o ideal, y repetirla constantemente,así la idea se entierra profundamente en la mente subconsciente,que con su poder, realiza lo que se le ordena.
Hay que pensar sin cesar en el objetivo, y, paso a paso, se va logrando su realización.
Comparándolo con un clavo, al determinar una idea, damos el primer golpe de martillo que lo fija. Los golpes restantes, lo harán penetrar profundamente.
Los golpes deben ser siempre positivos y seguros, ya que en nuestra mente, no cabe al mismo tiempo dos posibilidades. Dos objetos no entran simultáneamente en el mismo lugar.
Si dejamos que las ideas negativas entren en nosotros, en nuestra conciencia, desplazamos a los positivos y creadores.
Los pensamientos y objetivos deben estar apoyados por la fe en los enormes poderes que hay en el interior de nosotros, los que llevarán a la concreción de la meta fijada."Cuando comenzamos a tejer, los dioses nos proporcionan el hilo".
Cuando uno comienza a formar algo con la ayuda de ese "Mágico" poder,las circunstancias se colocan automáticamente en su lugar, como si una mano invisible, las fuera acomodando.
La seguridad de que "algo será así", pone en marcha la Ley de atracción y permite el encadenamiento entre el pensamiento y el objetivo.
Esta seguridad altera la frecuencia del pensamiento y el objetivo.
Esta seguridad altera la frecuencia del pensamiento, y, como una antena -imán gigante, lanza a la batalla, las fuerzas subconscientes, cambia nuestra aura, y afecta todo lo que nos rodea, incluso, atrae lo que no depende de nosotros.
Para ayudarnos a convencer a nuestra mente subconsciente que cumpla una meta,podemos tomar una cartulina blanca, y, con un marcador de fibra gruesa, escribir una y mil veces la frase que defina nuestro pedido.
Debe ser una afirmación, no un ruego."Afirmarás una cosa y sucederá".
Como a veces debemos entablar una lucha contra nuestros miedos y dudas, debemos escribir la afirmación"No temo…."
Cuando los miedos nos invaden,pueden llegar a derribar el éxito más grande que hayamos conseguido, se filtran en nuestro subconsciente, y hacen su labor destructora.
Las desgracias suceden porque nuestra actitud mental consciente, las provoca.
Las decepciones, inhibiciones, melancolías, depresiones, miedo, dudas, etc. son excitaciones emocionales que influyen sobre los acontecimientos.
Si les hacemos frente a todas esas influencias y programamos nuestra resistencia, ésas no llegan a la conciencia, o las desterramos si están en ella, y las calamidades desaparecen.
Es costoso, difícil, pero nos debemos negar a dejar pasar los pensamientos negativos.
Toda vez que somos conscientes de esa interferencia, debemos pensar y "ver" la palabra:"Cancelado".
Recordar que el temor a equivocarse, atrae el error.
No olvidar que el pensamiento seguro, positivo, ilumina nuestra aura, y nos convierte en esa especie de antena imantada con luz, que atrae todo lo positivo.
De otra forma, oscurecemos el aura, y esa antena imantada atrae todas las desgracias que imaginamos, y las impensadas.

domingo, septiembre 04, 2005

sábado, septiembre 03, 2005

Imágenes de ballet

El lago de los cisnes






Escucha a Tchaikowsky


Vals de las flores

Romeo y Julieta

El Lago de los Cisnes

El angel del piano

Loreley
y el Angel del piano

Había
una vez, un niñita que vivía con sus padres,

en una casita de un pueblo pequeño,
rodeado de bosques.

Su papá era
un violinista que aunque era muy talentoso,

eligió estar cerca de su familia,
y entonces daba clases gratis

para los niños del pueblo, actuando en todas las
fiestas del mismo.

Su mamá hacía
las tareas de casa,

y era una gran pintora que cumplía su vocación en los
ratos libres.

Ella pintaba angeles.

Angel del lago ( composicion de imagen: Viviana de Camino

La
niñita, llamada Loreley, estudiaba piano,

ya que su padre había visto en ella,
grandes dotes para ser una excelente ejecutante.

Todas
las mañanas, estudiaba,

luego de cumplir sus otras tareas,

ayudando a su madre
en los quehaceres domésticos.

Mientras
estaba encerrada en el estudio,

escuchaba las risas y juegos de sus amiguitos.

Amaba
la música, amaba el piano,

la música que estudiaba,

pero soñaba con ser una más
entre los niños que reían alegres,

corriendo por las pequeñas calles del poblado.

Un
día, todos los niños,

planeaban una excursión a la montaña,

y estaban pletóricos
de alegría. Proyectaban lo que harían,

preparaban sus viandas, su juguetes.

Loreley
pidió a su padre que la eximiera del estudio ese día.

Pero él, un buen hombre,
muy conciente de las obligaciones, le dijo que no.

Ella se debía a su estudio.

El
día de la excursión, vio pasar por la ventana,

todo el grupo de niños, en gran
jolgorio.

Se sintió mucho más
sola. Pero de pronto, se pudo a tocar

un Nocturno de Chopin, que sabía de memoria,
porque sus ojitos estaban

nublados por las lágrimas y no podía ver la partitura.

En
un momento, desvió la vista del teclado,

y vio la imagen de uno de los cuadros
de su madre.

Era un angelito de
largos cabellos, vestido celeste casi blanco,

una capa azul y alas maravillosas
de color blanco.

De pronto, vio
que una fuerte luz, blanca, resplandeciente,

salía desde esa imagen.

Ella
siguió tocando, convencida que era una ilusión óptica.

Angel del piano ( composicion de imagen: Viviana de Camino

Pero
la imagen fue tomando una dimensión más grande,

hasta que de a poco, salio del
cuadro, y se posó al lado de Loreley.

Ella
iba a interrumpir su interpretación,

un poco asombrada, otro poco confusa, ya
que creía estar teniendo una visión.

Cuando
de pronto, el ángel le comenzó a hablar sin palabras.

Ella sabía lo que el ángel
le decía, pero no escuchaba sonido alguno de su boca.

Se
dio cuenta que la voz salía desde las notas del piano,

y ella entendía perfectamente
lo que le estaba diciendo.

¿Qué
le decía el ángel?

"Loreley:
tú tienes un Don divino, que Dios te concedió.

Estás haciendo algo mucho más importante,
que jugar como todos los niños.

Pero
se que a tí te gustaría estar con ellos. Ser como ellos.

Por
eso, cada vez que interpretes, yo volveré,

y te llevaré en un rayo de luz, hasta
donde quieres estar.

El piano
seguirá sonando, a tí se te verá aquí,

pero estarás con los niños, y podrás jugar
con ellos. Pero también te llevaré por paisajes,

lugares que tú no conoces, y
verás todo lo que hasta ahora no has podido.

Cada
vez que interpretes esta música, aquí me encontrarás.

Ahora,
vamos a partir"

Loreley,
sintió una gran felicidad,

y se vio de pronto elevada en los dulces brazos,

que suave y prontamente,

la llevaron hasta el lugar

donde todos los niños del pueblo
estaban .

Jugó con ellos, hizo
rondas, cantó, bailó, nadaron en un lago,

escalaron un cerro y muchas cosas más.

Llegó
la hora de volver, y el ángel,

la tomó en su brazos, dejándola en su estudio,
otra vez.

Así, cada vez que se
ponía a estudiar e interpretar el piano

venía su ángel, que la llevaba a los lugares
más hermosos.

Paisaje magico ( Warren)

Un
día, siendo la niña ya más grande, el ángel le dijo:

"Desde
hoy, ya no volveré a buscarte.

Pero tú sabes el camino, cuando estés interpretando
obras maravillosas en tu piano,

seguirás visitando los lugares más hermosos, y
tu alma entrará en un regocijo muy grande.

Nunca más te sentirás sola.

Todos se
preguntarán cómo haces para transformarte

en alguien especial cuando estás en
el teclado.

Tú verás mi luz desde el cuadro, y, sabrás el porqué"

Así,
cuando la gente se maravillaba diciendo

_"Cuando interpretas el piano,
te transformas,

pareces un ángel con un tesoro en tus manos"

Loreley, sonreía mientras seguía tocando el piano....

sabiendo su secreto....


Viviana de Camino




Historia, piano, y composición
de imágenes: Viviana de Camino

MAS IMAGENES


LOS ANGELES DE LA DANZA



Imagenes de hadas y angeles






Hola ! Aquí les voy dejando imagenes de hadas angeles y links de música . Comparte también tus imagenes ....